Oración por la Vocaciones Sacerdotales y Religiosas




Jesús, Pastor divino de las almas, que llamaste a los apóstoles para hacerlos pescadores de hombres, atrae hacia ti los corazones ardientes y generosos de nuestros jóvenes para hacerlos tus seguidores y ministros. Hazlos partícipe de tu sed de redención universal, por la cual renuevas tu sacrificio sobre los altares. Tu, Señor, “siempre vivo para interceder por nosotros”, abre ante ellos los horizontes del mundo entero, donde la silenciosa súplica de tantos hermanos, pide la luz de la verdad y el calor del amor; para que, respondiendo a tu llamada, prolonguen aquí en la tierra tu misión, edifiquen tu Cuerpo Místico que es la Iglesia, y sean “sal de la tierra y luz del mundo”.

Extiende, Señor, también tu amorosa llamada, a muchas almas de mujeres puras y generosas, e infunde en ellas el deseo de la perfección evangélica, de la consagración al servicio de la Iglesia y de los hermanos, necesitados de asistencia y caridad.  Amén





Tags: