Movimiento de la Divina Misericordia




Por: Juan Tirado – 26.3.2008

Nota de EMYM.ORG – Personas interesadas en pertenecer al Movimiento de la Divina Misericordia en Puerto Rico pueden visitar  el siguiente enlace: www.divinamisericordiapr.org

1.      ¿Qué es el Movimiento de la Divina Misericordia?

El Movimiento de la Divina Misericordia es un grupo de personas laicas, hombres y mujeres que en su propio estado de vida colaboran en la misión que la Iglesia tiene encomendada, de manifestar al mundo el mensaje de la abundante misericordia que Cristo ofrece a toda la humanidad. Enfatizamos la comunicación y manifestación de las verdades bíblicas y la formación de cristianos que modelen la vida y el ministerio de nuestro Señor Jesucristo.  *La entrega al servicio es total y está disponible donde haga falta, particularmente en la atención a los jóvenes, personas adictas a las drogas, deambulantes, alcohólicos, enfermos, ancianos, en fin, donde quiera que se oiga el clamor de los pobres y necesitados. Los hermanos se capacitan en una mejor vivencia cristiana, acercándose a Jesús, personificado en el que sufre y en su disfraz más desconcertante.
Así, el Movimiento de la Divina Misericordia, pretende ser un testimonio radical de la presencia de la Iglesia en nuestra sociedad por medio de su apostolado, procurando que cada humano sea un signo visible del amor misericordioso y sanador de Dios, en un mundo cada vez más revolucionario y dividido.*

2.      ¿Cuál es su Visión?

La Visión de este movimiento es que haya una relación entre todos los grupos que llevan la devoción a la Divina Misericordia en Puerto Rico y trabajen juntos, así como lo hacen otros movimientos como lo son:
Cursillos de cristiandad, Movimiento Juan XXIII, etc.

A.      Estructura:

El movimiento de la Divina Misericordia de PR. tendría una directiva compuesta por un coordinador a nivel isla que estaría encargado de todo el movimiento y junto a él estarían cinco coordinadores, uno de cada diócesis, quienes se encargaran de trabajar con los grupos de sus respectivas diócesis y hacer que esos grupos trabajen juntos, además se encargaran de formar a los miembros de cada grupo, de llevar la devoción a aquellas parroquias que no la estén llevando y formar nuevos grupos en ellas. El Coordinador general, junto a los demás coordinadores se reunirán para dirigir el movimiento, coordinando actividades, retiros, asambleas, misiones, etc. en lo que se pueda llevar el mensaje de la Divina Misericordia en todo Puerto Rico.
El movimiento tendrá como lugar sede a la capilla de la Divina Misericordia de Juana Díaz, allí se darían retiros, asambleas, encuentros, etc.

B.      Misión:

Dar a conocer el mensaje de la Divina Misericordia en todo Puerto Rico. El movimiento a través de diversas actividades como: visitas de enfermos y encarcelados, dar alimentos a deambulantes , hacer retiros para jóvenes y adultos, dar programas de radio y televisión, llevar el cuadro peregrino de la Divina misericordia por las casas, organizar grupos de la Divina Misericordia, etc., se busca llevar ese mensaje de la Divina Misericordia y darlo a conocer. Esta Evangelización, está trayendo a una fe viva a muchos de nuestros hermanos quienes hoy viven un cristianismo de costumbres y hábitos y está permitiendo que muchas personas sumergidas en un mundo secularizado, tenga la oportunidad de encontrarse con Jesucristo. Todas estas actividades las hace cada grupo, separado de otros grupos, pues aun no hay una organización en la cual todos los grupos, con su diversidad de ministerios, lleguen a trabajar juntos, eso es lo que se busca hacer al querer formar el Movimiento de la Divina Misericordia de Puerto Rico, que todos los grupos trabajen juntos, para dar a conocer la devoción a la Divina Misericordia y hacer la Misericordia con aquellos hermanos necesitados.
Formar a los miembros de este movimiento en Apóstoles de la Divina Misericordia, usando la Palabra de Dios, el Catecismo de la Iglesia Católica, el diario de Santa Faustina y la carta encíclica de Juan Pablo II:
“Rico en Misericordia”, para que prediquen el mensaje de la Divina Misericordia y lo den a conocer.

Hacer de la Misericordia una forma de vida:
Jesucristo enseñó que el hombre no solamente recibe y experimenta la misericordia de Dios, sino que el también es llamado a practicar la misericordia hacia los demás. “Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia” (Mateo 5,7). En eso consiste el movimiento de la Divina Misericordia; en hacer el bien sin mirar a quién, en mostrar misericordia al prójimo; siempre y en todas partes. Así como nos dice Jesús en su Palabra: “Sed Misericordiosos como vuestro Padre es Misericordioso” (Lucas 6, 36) Pues, el Movimiento de la Divina Misericordia, no se debe quedar en la devoción de la Divina Misericordia, sino que debe poner en practica las obras de misericordia, pues Jesús le dijo a Santa Faustina: “Exijo de ti obras de Misericordia que deben surgir del amor hacia mi, debes mostrar misericordia al prójimo siempre y en todas partes. No puedes dejar de hacerlo, ni excusarte, ni justificarte, porque la fe sin obras, por más fuerte que sea, es inútil”.

C.      Otros Elementos de la visión del movimiento:

Se tiene como una Visión, como una idea de que los miembros de este movimiento tengan una director espiritual que los dirija en su caminar. Y los que se piensa que podrían ser directores espirituales de este movimiento lo son: Hermanos Misioneros de la Divina Misericordia, Hermanas Dominicas de la Divina Misericordia y la Sociedad Fraterna de Misericordia.
El movimiento en Puerto Rico tendrá una comunicación con el movimiento de la Divina Misericordia en Santo Domingo y junto a ellos hacer diversas actividades como recoger ropa, medicinas, alimentos y otras cosas para ayudar a los hermanos Dominicanos.
Hacer un retiro de la Divina Misericordia, en el cual enseñe a los fieles la Devoción a la Divina Misericordia, pero que también les enseñe a hacer la misericordia con sus hermanos. Este retiro, además de ofrecerse a los miembros del movimiento, también se le ofrecerá a los demás grupos y movimientos apostólicos de esta Iglesia, como una manera de presentarles el “Mensaje de la Divina Misericordia” como forma de vida y como una forma de hacer su apostolado.

———

Addendum; 6 de enero de 2010

El Hermano Oscar Granados, SFM se comunicó con nosotros sobre lo que entiende es una falta de citación adecuada en el documento que nos envió Juan Tirado.  Como parte de nuestro compromiso de cumplir con la reglamentación civil, marcamos con un asterisco los fragmentos que deberían ser atribuhidos a “www.vitajesu.org“.





Tags: